viernes, 1 de agosto de 2008

Feliz Cumpleaños

Duele. Tú ausencia, duele. Siento que algo dentro de mi se desgarra al ver tu foto en ese marco viejo y desvencijado. Noto como una apisonadora hace trizas mi ya dañado corazón y como se burla de mí quien te ha llevado. Duele. Duele mucho, y hoy mas que nunca. Es tu cumpleaños. ¿Cuánto tiempo llevo sin verte, 10 años, unos pocos menos? No lo se. Nunca quise llevar la cuenta porque me dolía tu ausencia. No puedo dejar de llorar, las lágrimas me pican en los ojos cada vez que evoco tu recuerdo. No puedo dejar de pensar en esa despedida que nunca te hice. Nunca me despedí de ti y eso pesa sobre mi corazón. Necesito decirte todo lo que significas para mi, pero no se por donde empezar.


Sonrío al recordar lo que vivía junto a ti de pequeña. Como me hacías reír. Joder, otra vez estoy apunto de llorar. Evoco cada recuerdo de mi infancia. Cada minuto que pase contigo. Cada sonrisa, cada travesura que hacia, cada caricia. Te gustaba incordiarme, y hasta que no me veías roja de furia no parabas, y yo como una tonta caía en tu mentira. Luego te reías, y yo enfurruñada te sacaba la lengua. Luego al rato se me pasaba.
Nunca me dí cuenta de lo que significabas para mí. Pensé que tendría todo el tiempo del mundo para disfrutar de tu compañía. Para reírme de tus gracias. Pero ese tiempo ya no existe, porque tu te has ido. Ido.

No se dónde estas ahora, me consolara saber que estas bien, sabes que nunca he sido creyente, como tú tampoco lo eras. Me hubiera gustado preguntarte cosas de tu infancia, de la guerra, para que me contaras batallitas, ahora que ya tengo uso de razón. Me hubiera gustado tener mas tiempo para conocernos mejor. Para charlar como dos adultos, ahora que lo soy. Pero ese tiempo ya no lo tendremos nunca. Quizás en otra vida, pero yo lo necesito en esta, el futuro no me importa.

Me gustaría tenerte junto a mi aunque fuera un momento. Supongo que todos los que hemos perdido a algún ser querido, nos gustaría que nos concedieran un minuto de gracia. Por lo menos para decir adiós. Qué ironía. Juntarnos, por ultima vez, para despedirnos. No sería fácil, así que...no se hasta que punto lo deseo. Tampoco sabría que decirte. No supe ni como reaccionar cuando sonó el teléfono.

Sí, sonó el teléfono. Paré de estudiar y algo me dijo que te habías marchado. Por lo menos tu marcha fue como todo el mundo quiere que sea, sin dolor y y en su cama. Sonó el teléfono. Nunca se me olvidara ver la cara de mi hermana bañada en lagrimas, diciéndome la noticia. Y yo impasible conteste:” es ley de vida”. Ni una lágrima surco mi rostro entonces. Ningún signo de dolor. Nada. No sentía nada. Mi hermana, horrorizada no se explicaba como pude ser tan fría. Yo tampoco. Y ni hoy, lo entiendo. Cuando mas tarde fui consciente, rompí a llorar, pero no lo vio nadie. Mi madre sabía que eso fue un duro golpe para mí, pero hasta hoy, nadie de mi familia me ha visto llorar por ti. No puedo dejar que me vean, que realmente tu marcha significo mi propia muerte en vida. Es algo que nunca he dicho, solo lo he sentido. Aquella mañana, algo cambio dentro de mi. Algo creció y se escondió en lo mas profundo de mi ser anidando allí, donde a nadie he dejado llegar nunca. Solo en apariencia y ahora lo entiendo. Ahora entiendo porque me pasan muchas cosas. Porque este dolor incesante en mi, porque no para y me abandona. No puedo dejarte marchar de mis pensamientos. Necesito tenerte vivo en mi.

Veo tu foto en mi estantería. Debería comprarte otro marco ese esta roto. Pero una parte de mi siente que si cambia ese marco, cambia todo. Porque siempre has tenido ese marco como tuyo. Pero lo haré, te cambiare el marco. Sonrío al pensar que marco puedo comprarte. Uno sencillo. Siempre te considere un hombre sencillo. Siempre lo fuiste a mis ojos. Bondadoso. Bueno. Nunca le decías que no a una nieta pizpireta y caprichosa.

Todo son recuerdos. Algunos dolorosos, otros muy graciosos y divertidos. Tengo videos donde sales, me veo incapaz de verlos. Me desgarran por dentro. Aun viendo tu fotografía, se me parte el corazón.

Hoy es tu cumpleaños. Tengo una promesa hecha, que en cuanto pueda la cumpliré. Me da miedo ir sola, por si me derrumbo, pero creo que es lo mejor. No dejar que nadie me vea. Mantener mi apariencia de fuerte y fría ante la muerte.

Feliz cumpleaños. Allá donde estés, espero que estés bien y te sientas orgulloso de mi, aunque no hay muchos motivos. Pero espero no defraudarte mucho.

No hay comentarios:

Warrior Elf

Warrior Elf

Yo misma

Mi foto
Mossstoles, Madrid, Spain
Unas veces sarcástica, otras...paso por el mundo sin darme cuenta. Enamorada del dibujo y la fotografía, pero soy amante de la música por encima de todo.